• María Alcalá

Recomendaciones para linfedema post-mastectomía

El linfedema en el brazo es una de las principales secuelas después de pasar por un cáncer de mama, ya que tratamientos como la mastectomía o radioterapia pueden deteriorar el flujo normal de la circulación linfática y su capacidad para absorber y transportar líquidos, haciendo que se acumulen y se produzca una inflamación del brazo.


La técnica del ganglio centinela se esfuerza por eliminar menos ganglios e identificar los que están afectados y poder preservar los que estuviesen sanos, pero aun así introduce un riesgo de desarrollarlo, con lo que es primordial el cuidado y la prevención.


Aquí tenéis varias recomendaciones básicas de cuidados para ese brazo, casi todo enfocado a evitar heridas que puedan infectarse, quemaduras, evitar comprimir la circulación y sobreesfuerzos que puedan producir un traumatismo :



1. Mantener la piel hidratada con cremas hidratantes sin perfume y bebe entre 2-

3 L de agua al día


2. Evita las temperaturas extremas y climas extremos, incluidas sauna y rayos

UVA. Utiliza protección frente a los rayos UVA en exposiciones al sol


3. Cuando utilices el secador de pelo protege con una toalla los hombros y brazos

de la acción del calor


4. Evita el uso de anillos, pulseras y reloj


5. No limpiar la casa sin guantes, para proteger la piel de las sustancias tóxicas.

Evitar agua muy caliente al fregar o limpiar


6. Ten cuidado con quemaduras, arañazos y picaduras, ya que ese brazo tiene más

riesgo de infección. Puede ser útil llevar contigo un pequeño botiquín para curar la

herida en el momento


7. Para la depilación: No utilices método láser, cuchilla ni cera. Intenta optar por

las cremas depilatorias


8. Utilizar desodorante sin alcohol


9. Puede aplicarse rosa de mosqueta en la cicatriz


10. No sacar sangre en ese brazo, vacunas, ni tomarse la tensión ni tratarse con acupuntura

o punción seca


11. Evita la ropa muy ajustada. Se recomienda utilizar tejidos de algodón y fibras

naturales que no dificulten la transpiración


12. Utilice el sujetador preferiblemente sin aros


13. Correcto cuidado de las manos: ten especial cuidado con las manicuras, con

cuidado de hacer alguna herida y evita esmaltes y acetonas que irritan la piel


14. No coger mucho peso y evitar tensión en ese brazo y ejercicios bruscos


15. Realiza ejercicios para el linfedema 2-3 veces por semana pautados por el

fisioterapeuta


16. Mantén una dieta pobre en sal y grasas y rica en verduras y frutas. Reducir el

consumo de café y evitar alcohol


Al principio pueden agobiar muchos cambios de rutinas pero una vez que las tengáis interiorizadas se hacen super sencillas de seguir.


Como último consejo: Acude a sesiones de fisioterapia oncológica para evaluar riesgo de linfedema, medir el brazo, activar la circulación linfática de las vías colaterales con drenaje linfático manual y pautar ejercicios que te sentarán fenomenal y aliviarán cuando notas sensación de pesadez.




39 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo